Lavadoras secadoras

Somos expertos en Lavadoras secadoras

Es un deseo de todos, lograr el máximo de comodidad en nuestras casas. Estamos cansados de sitios poco funcionales. Hoy queremos casas que estén pensadas y diseñadas para lograr confort.

Los electrodomésticos son esas herramientas que hacen que nuestra cotidianidad sea algo más llevadera. Hoy no nos imaginamos el día a día sin batidoras, hornos eléctricos, ni calentadores de gas y en especial sin lavadoras o lavadoras secadoras.

La lavadora, es uno de esos equipos eléctricos del hogar que hoy nos resulta imprescindible. Imagina cuánto tiempo perderíamos si volviéramos a la antigua práctica del lavado a mano. Sin duda alguna ha sido un descubrimiento que marcó un antes y un después dentro del mundo de las labores domésticas.

Una mirada al pasado de la lavadora

Seguro has visto la versión live action de la Bella y la Bestia por la productora Walt Disney. Incluso en esta historia aparece un vestigio del aporte significativo de este increíble invento a nuestras vidas. Podrás imaginar que en aquellos tiempos del siglo VIII, pensar en estos adelantos era una herejía pero, a pesar de ello ya se estaban dando los primeros pasos en la historia de la lavadora.

No es hasta el siglo XIX que comienzan a aparecer diseños más terminados y semejantes al concepto que hoy conocemos debido a que desde décadas anteriores ya se estaba trabajando en función de crear un aparato mecánico con la función de lavar la ropa.

La llegada de la corriente eléctrica transformó todos los espacios del mundo que se conocía en aquella época. Este fenómeno permitió que a principios del siglo XX comenzaran a comercializarse en Estados Unidos lavadoras consistentes en un tambor giratorio accionado por un motor eléctrico, aunque no fue hasta los años 50 que llegó su pico de popularidad.

Otro de los inventos que contribuyeron al desarrollo y evolución de la lavadora fue la aparición de la secadora automática en 1940.

La Lavadora-Secadora

 A estos descubrimientos les siguieron años de perfeccionamiento, con el objetivo de ofrecer un producto que aportara mayor comodidad a los consumidores.

Como parte de la evolución y desarrollo de este equipo llegó la invención de la lavadora-secadora. El tema de la optimización del espacio es recurrente en todos los hogares. Tener dos equipos electrodomésticos, con un tamaño considerable dentro de la casa por lo general entorpece la necesidad que siempre tenemos de sentirnos más holgados.

En la actualidad, donde los hogares son cada vez más pequeños, las lavadoras secadoras se han convertido en una opción atractiva ante las lavadoras tradicionales. La necesidad de obtener mayor eficiencia, rendimiento y optimización del espacio han hecho que muchas personas hoy se decidan por comprar diferentes tipos de lavadoras secadoras.

La tecnología constantemente cambia y mejora y en el mundo de las lavadoras secadoras no es diferente. Cada año, los grandes fabricantes anuncian nuevos modelos con diseños, tecnologías y funciones innovadoras. Entre los más destacados tenemos la tecnología  QuickDrive de Samsung que reduce en un 50% el programa de lavado y en un 20% la energía consumida; o el AddWash™ que permite agregar ropa en el momento que quieras sin importar el ciclo de lavado; o el Smart Check  que no es más que un sistemas de autodiagnóstico.

Por otra parte el gigante de electrodomésticos LG trae incorporados otros adelantos tecnológicos como: el Direct Drive que garantiza una mayor durabilidad del equipo. Otras lavadoras LG traen además el Jet Spray tecnología con lo que consiguen pulverizar pequeñas cantidades de agua limpia a las prendas con el fin de que los ciclos de enjuagado sean óptimos y el TurboWash que ha sido muy popular entre las familias debido a que es un lavado rápido pero eficiente, con una duración de pocos minutos.

¿Qué es mejor, lavadora o una lavadora-secadora?

Una de las grandes dudas que pueden surgir con relación al tema que estamos abordando es precisamente la elección de qué modelo de lavadora comprar, si optamos por la tradicional o por una más sofisticada como las lavasecadoras.

Primero debes saber que la lavadora convencional  no es más que el equipo que finaliza con el centrifugado de la ropa, que es el proceso que permite eliminar la mayor cantidad de agua posible que la ropa acumula durante el lavado.

La lavasecadora o lava-secadora concentran en un mismo espacio, las funciones de lavado y secado, dejando la ropa en perfectas condiciones para ser utilizada al momento. Últimamente han sido objeto de trabajo de marcas destacadas como Bosch, LG, Haier, Balay o Zanussi.

Ventajas de la lavadora secadora

Las ventajas de este electrodoméstico son fáciles de señalar pues su uso es tan cotidiano que los aportes a nuestra vida se hacen evidentes. Imagina que te encuentras en la situación en la que ya casi tienes que salir  y derramas una bebida sobre tu ropa y no quieres otra, solo esa ropa. Aquí es donde vuelve  a relucir la funcionalidad de este equipo. Profundicemos un poco.

Como hemos señalado antes, el principal aspecto positivo es la comodidad. Al ser multifunción nos ayuda a optimiza el tiempo y el espacio. Con la lavadora más secadora nos olvidamos de tender la ropa y de instalar tenderos, incluso hay electrodomésticos de este tipo que se pueden programar para dejar la ropa limpia y lista a la hora que se necesiten.

En cuanto al tiempo podemos añadir que al tener lavado y secado se acorta el proceso por lo que no necesitamos esperar para volver a utilizar la prenda. Además, si compras una lavadora secadora la ropa saldrá menos arrugada, lo que permite también ahorrar tiempo de planchado.

Sobre el espacio ya sabes que son ideales. Antes necesitabas dos equipos, ahora solo necesitas uno con el que obtendrás mejores resultados.

La multifuncionalidad y versatilidad son rasgos característicos. Además de realizar las dos funciones básicas en un solo ciclo, también es posible seleccionar ambas opciones por separado. Además por lo general, en su configuración aparecen programas que permiten diferentes tipos de lavado y secado, según el tipo de ropa.

Con las lavadoras secadoras ya no importa si llueve o está nublado, la ropa siempre estará  seca, cuidada y perfectamente acondicionada para poder utilizarla de nuevo.

Precio de las Lavadoras Secadoras

El precio es algo que siempre preocupa. La variedad de modelos que hay en el mercado hace que sea un  producto accesible para todos los presupuestos. Esto quiere decir que puedes encontrar lavadoras baratas o lavadoras secadoras baratas con muy buena calidad.

La limpieza es otro de los procedimientos que suele ser fácil en estos equipos. El mal olor en la lavadora es algo que nadie quiere tener, así que limpiarla, no es un ejercicio de alta complejidad por lo que no tendrás que sufrir tal situación.

Como puedes apreciar, tienes muchas opciones disponibles de excelente calidad y excepcionales funciones. Desde nuestro menú podrás encontrar consejos y propuestas que te ayudarás a elegir la lavadora perfecta para ti.

Entra y mira mas artículos de interés